Si la inteligencia, el cariño o incluso la belleza siempre te pueden servir para buscar trabajo en el extranjero, hay otro factor que quizás es incluso más importante: saber comunicarse en ingles. A no ser que te limites a trabajar en un país latinoamericano, la gran mayoría de los puestos de trabajo en el extranjero tienen como requisito un buen conocimiento del inglés. El problema es que en España no se enseña bien ingles y como tal el spanglish de los españoles les deja bastante desfavorecidos frente a otras nacionalidades europeas en el mercado laboral internacional.

Si los cursillos de ingles que se ofrecen en Madrid (por ejemplo en el International House) o en el tipico British School de Londres son muy caros, ¿como se puede aprender ingles de una manera eficaz y barata?
Las buenas noticias son que la necesidad de tomar un curso de idiomas tradicional ya no es obligatoria. Es más, muchos cursos de inglés no consiguen los resultados que pretenden. Despues de haber dado más de 5 años de clases de ingles, tanto en Inglaterra como en España y en otros países, yo noté que mis estudiantes avanzaban muy, muy lentamente. ¿Por qué? Pues no porque yo fuera mal profesor (¡eso, espero!), sino porque es muy difícil en una clase de entre 8 o 12 estudiantes, durante un par de horas cada semana, aprender a un buen ritmo. Incluso los cursos presenciales en Londres, que supuestamente son más intensivos con 15-20 clases por semana, no garantizan los resultados esperados. Y ¿por qué? Pues no porque los profesores sean necesariamente malos, sino porque incluso estos cursos no corresponden a la intensidad necesaria como para aprender bien, y rápidamente, un idioma.

Aprender un idioma rápidamente requiere full immersion, algo que incluso los cursos presenciales en Inglaterra no pueden garantizar. Por ejemplo, fuera de las clases, los españoles suelen juntarse con otros españoles o, en el mejor de los casos, con otros extranjeros. El otro dia, en el tube (metro) de Londres, yo escuché la siguiente conversación entre un francés y un español: ‘Ello Juan, ‘appy birday!”, dice el francés. “tank shoo, uncle”, responde el español. ¡Al menos por sus acentos supongo que eran franceses e italianos! En fin, haciendo un curso de idiomas no garantiza tener el contacto con nativos que se necesita para aprender rápidamente a hablar el idioma como realmente los nativos lo hablan.

IT’S ALL OR NOTHING (Es todo o nada)
Si de verdad tu objetivo es mejorar notablemente tu nivel de ingles durante un periodo corto de unos 3 o 6 meses, vas a tener que sacar toda tu determinación y fuerzas. Pero si eres creativo y espabilado, por lo menos no tienes que sacar también todo el dinero de tu bolsillo.

Aprovecha al 100% el internet
El internet es una herramienta maravillosa para aprender un idioma. Para los que todavía tienen un nivel muy básico de ingles, existe un sinfín de cursos online que son excelentes y, claro, gratis. Échale un vistazo a sitios webs como bbc.com, lingobongo.com o euroresidentes.com, y experimenta un poco con los diferentes cursos que se encuentran online hasta encontrar el más adecuado para tus necesidades. Euroresidentes dispone de este curso de inglés gratis además de este blog con videos sobre como pronunciar el ingles.

Hacer un intercambio
Si hay muchos españoles que quieren aprender ingles, hay también siempre más ingleses que quieren hablar el español. ¿Tienes miedo a cometer errores hablando en ingles con un nativo? ¡Pues puedes contar con que por lo menos el inglés, hablando muy mal español, te hará sentirte mejor! Existen muchas oportunidades para hacer un intercambio, tanto online (a través de sitios webs como lingo bongo) como en persona, donde todos los días en los bares o pubs de las grandes ciudades españolas o inglesas se encuentran intercambios organizados (es muy fácil buscar más información online)

Seguir practicando tus hobbies preferidos, pero ahora hazlo en ingles.
Una vez que ya tienes un conocimiento intermedio del idioma, puedes empezar a seguir tus hobbies preferidos en ingles. Para dar un ejemplo, cuando yo llegué en España hace cuatro años, empecé a seguir mi gran pasión, el futbol, a través de Marca.com. De ahí aprendí expresiones como “estar de Guti” -¡únicamente 6 meses más tarde, me di cuenta de que la expresión correcta era “estar de buti”! Es sin lugar de duda una de las maneras más interesantes para aprender un idioma, por que vas aprendiendo según tus intereses y quitas el aburrimiento de tener que aprender con los libros de texto. Gracias a sitios webs como www.wordreference.com, tienes a mano un diccionario muy completo y gratis, para ir apuntando las nuevas expresiones que aprendes en el camino. Entonces, si eres aficionado de deportes métete en las paginas deportivas de los periódicos ingleses (por ejemplo, www.guardian.co.uk/sport), si te interesan los negocios o la economía métete en The Financial Times (www.ft.com) o si lo tuyo son los animales y la naturaleza métete en los sitios webs de The National Geographic o The Discovery Channel. Aunque cueste un poco al principio, con un diccionario a tu lado y un poco de esfuerzo muy rápidamente descubrirás lo rápido que vas aprendiendo nuevas palabras y expresiones. Es más, estas expresiones luego se te quedarán en la cabeza porque les habrás aprendido en un contexto que corresponde a tus intereses.

Anda… ¡Tírate a la piscina!

Finalmente, lo más importante de todo es no tener miedo a cometer errores, y aprovecha cualquier oportunidad para practicar tu inglés. Es una realidad que no vas a hablar perfectamente desde el principio pero si no te tomas demasiado en serio, luego te reirás de tus errores- ¡todavía hoy me rio de mi obsesión con la expresión “estar de Guti”! Además, incluso un conocimiento del inglés muy básico es suficiente para buscar un puesto de trabajo sencillo en Inglaterra, y de ahí puedes apostar poco a poco por unos puestos de trabajo más ambiciosos. La aventura de Victor, el joven alicantino que empezó trabajando en McDonalds y terminó un año más tarde trabajando en Bloomberg (esta historia fue contada en uno de mis posts anteriores), demuestra lo que se puede conseguir si uno está dispuesto a tirarse a la piscina.

Finalmente, si te gusta ninguna de estas sugerencias siempre puedes contar con el plan B: echarte un novio inglés. ¡Y para esto no hace falta ni salir de España! Un viaje rápido en tren a Benidorm te deja rodeado por británicos de moda (el ultimo look que se lleva ahí son los chándales puestos con medidas blancas) y llenos de espíritu (¡ocho pintas de cerveza ayudan en este aspecto!). De momento, mejor centrarse en el plan A, ¿no crees? Autor: Thomas Graham

Relacionado con aprender inglés para trabajar:

Comentarios