El PP propone un contrato de integración para los inmigrantes en España.

Mariano Rajoy anunció ayer que si llega a la presidencia del gobierno después de las elecciones en marzo, obligará a los inmigrantes a firmar un “Contrato de Integración”.

El “Contrato de Integración” es un documento que firmarían los inmigrantes que renueven sus permisos de residencia superior a un año y estarían obligados : “a cumplir las leyes, a respetar las costumbres de los españoles, a aprender la lengua, a pagar sus impuestos, a trabajar activamente para integrarse en la sociedad española y a regresar a su país si durante un tiempo no encuentran empleo”.

Rajoy aprovechó su participación en unas jornadas sobre la inmigración para dejar claro que no habrá más regulaciones masivas si gobierna el PP y que luchará contra la entrada ilegal en España. Precisó que pretende reformar la forma de reagrupación familiar (para solo aceptar la entrada de familiares directos) y así limitar la entrada de inmigrantes. También dijo que su partido expulsaría inmediatamente a los inmigrantes que cometen delitos.

Anuncio que creará una agencia estatal de inmigración y empleo para responder a las demandas reales de las empresas españoles en cuanto a la necesidad de contrataciones. La agencia sería la encargada de la selección, formación y contratación de los extranjeros.

Rajoy intervino en la clausura de las jornadas de “Inmigración, Integración y Convivencia” desarrollado en Barcelona y otorgó al Contrato de Integración un valor jurídico que muestra el nivel de compromiso de las dos partes (la sociedad y el inmigrante); concede a los inmigrantes los mismos derechos y prestaciones que a los españoles, también promete ayudas para su real integración, respetar sus creencias y costumbres; siempre que no sean contrarias a las españolas. Entre estas últimas Rajoy puntualizo la prohibición de la ablación y el respecto a la igualdad de sexos y en cuanto a las costumbres habló de “la higiene”.

Comentarios