La Asociación de Abogados Europeos de Inmigración y Extranjería (ABEDIE) denuncia “nuevas restricciones” desde el comienzo de la crisis económica, especialmente en los procesos de obtención de residencias por arraigo.

Durante el último mes se observan denegaciones en los permisos de residencia por arraigo, justificando dicha medida en “las empresas contratantes de inmigrantes no pueden asegurar continuidad en los puestos de trabajo”. Otra irregularidad se manifiesta en los Ayuntamientos que realizan informes desfavorables en razón que el inmigrante solicitante no se encuentra empadronado, cuando según los requisitos, el empadronamiento puede ser reemplazo por otro tipo de pruebas, como recibos de pagos, cuentas bancarias, correspondencia, etc.

La Residencia por arraigo es la forma que los extranjeros pueden resolver su situación irregular mediante la figura del arraigo social, con la condición de haber residido en España de forma continuado por un mínimo de tres años y contar con un contrato de trabajo. Ver también Residencia por arraigo.

Restricciones que se suman a las reagrupaciones familiares, impuestas en la nueva resolución. Ver Restricciones a la reagrupación familiar por la nueva Ley de Extranjería

Comentarios