El PP propone permitir que los extranjeros con residencia legal en España se afilien al partido sin derecho a voto.

La cifra de 4,5 millones de extranjeros en España resulta muy tentadora para cualquier partido, y el Partido Popular pretende asegurarse votantes pensando a largo plazo. Por eso se propone abrirse a la sociedad y permitir que los extranjeros residentes legalmente en España puedan afiliarse a su partido aunque no tengan derecho a voto.

Según la ponencia de los estatutos del PP, el colectivo de inmigrantes ha cobrado verdadera importancia, pues ya alcanza el 10 % de la población española. Asumiendo el crecimiento demográfico sufrido por el país gracia a este colectivo, el partido se abre para incluir a las personas extranjeras que residan legalmente en España que deseen afiliarse a su partido, sumándose así a los ciudadanos españoles y a los ciudadanos de la Unión Europea que ya gozan de este beneficio. No es necesario renunciar a su afiliación del partido político de su país de origen, pero si se exigirá una afinidad ideológica con el Partido Popular; para ello en el momento de la afiliación se debe informar de la militancia compartida.

El PSOE desde hace tres años permite su afiliación y además ha creado grupos de trabajos como el grupo árabe socialista.

Comentarios