Medio millar de enmiendas presenta la reforma de la Ley de Extranjería en el Congreso

Ayer 30 de septiembre vencía el plazo para presentar las enmiendas en el Congreso de los Diputados a las reformas de la Ley de Extranjería, se presentaron más de 500, entre las más destacadas; ampliación de 40 a 60 días el plazo de internamiento, las restricciones para tramitar la reagrupación familiar y restricciones a la hora de empadronarse, entre otras.

Son numerosas las asociaciones que se suman junto a Caritas, CEAR (Comisión Española de Ayuda al refugiado) y Red Acoge sobre las reformas de la Ley de Extranjería.. Todas ellas sostienen que el nuevo proyecto implica un retroceso legal en cuanto a las garantías y derechos de los inmigrantes, sosteniendo que los inmigrantes en este caso son tratados como “mercancía” respondiendo a una política de inmigración en función a la crisis económica. Ellos proponen un nuevo modelo que permita una sociedad de acogida con valores de solidaridad, más participativa y que fomente la integración de los inmigrantes.

Amnistía Internacional presenta un informe donde denuncia que el nuevo proyecto de reforma de la Ley de Extranjería limita el acceso a la educación aquellos inmigrantes en situación de indocumentados y mayores de edad, como también condiciona la asistencia sanitaria al no permitir empadronar a los inmigrantes sin residencia o en situación de estancia… Tampoco esta de acuerdo con la ampliación del plazo a 20 días como máximo para que un extranjero pueda permanecer detenido en un centro de detención.

El grupo del PP son partidarios por una inmigración ordenada, legal y en relación a las necesidades del mercado laboral, proponiendo un visado especial que permita buscar trabajo, desestiman las regulaciones masivas y propone la creación de una Agencia de la Inmigración. Hay presentado más de 70 enmiendas.

El CIU centra sus enmiendas, más de 60 en la propuesta que la inmigración en su comunidad sea competencia de Cataluña, que las comunidades autónomas presente un informe para acreditar la integración del inmigrante, crear políticas de acogida asociadas con las de integración socioeconómicas, participar en la selección del contingente de trabajadores extranjeros contratados en origen, entre otras.

Los socialistas propone que los inmigrantes que estén en condición irregular puedan empadronarse y que no sea necesario estar en situación de estancia o residencia legal en España, establecer tratamientos para aquellos extranjeros que son victimas de violencia machista y que los inmigrantes enfermos se los destine a otro lugar que no sean los centros de internamiento.

Comentarios