Se sospecha que cada vez más personas buscando un futuro mejor para ellas y sus familiares, pretenden entrar en España por mar, por lo que los autoridades han adoptado medidas más estrictas en los puertos durante los desembarcos de cruceros en general. Por ello ayer la policía impidió el desembarco de 86 bolivianos que llegaron a Cádiz a bordo del crucero “Sinfonía”, por no tener la documentación en regla o carecer de ella; ante esta medida el barco zarpo con destino a Valencia.

El crucero Sinfonía con bandera panameña llevaba 500 personas a bordo y salio de la ciudad de Fortaleza en territorio brasileño, primero trataron de realizar el desembarco en Tenerife, pero ante la negativa se dirigieron a Cádiz. El cuerpo nacional de Policía alertados de la situación y por orden de la Comisaría de Extranjería de Madrid actuaron con rapidez impidiendo el inminente desembarco. Lo curioso fue que cuatro pasajeros bolivianos tenían pasaje perfectamente en regla para regresar a Bolivia, estos fueron escoltados por la policía hasta el aeropuerto para proceder a su embarque.

Preludio de la situación a la que deberán someterse desde el 1 de abril todos aquellos bolivianos que deseen ingresar en territorio español o cualquiera de los países que conforman la Unión Europea; para tal fin deberán solicitar una visa en su país de origen, como sus hermanos latinoamericanos de los países de Ecuador, Colombia, Perú y Cuba.

Comentarios