Los trabajadores golondrinas ¿Quienes son?

X

¿Quienes son estos trabajadores de los que poco se sabe?

La historia de los “trabajadores golondrinas” o como son conocidos en Estados Unidos “migrant laborers”. El término “golondrina” hace alusión a su estancia, que como las aves, es de paso, donde hay trabajo, ahí será su hogar mientras dure la temporada, pues es en el campo y la agricultura que estos trabajadores temporales ponen sus esperanzas de oportunidad y lograr lo que todos los que llegan a U.S.A. buscan, el tan anhelado sueño americano.


Fuente: arribaelcampo.com

La mayoría, inmigrantes procedentes de México, Centro y Sudamérica, se considera que el 83% proceden de estos territorios, y si hubiese en el diccionario una definición podría ser: “trabajadores en el campo de la agricultura, que bajo duras condiciones lo hacen cada día, temporada tras temporada para hacer tangible su deseo de superación y para mejorar sus condiciones de vida” No olvidemos que entre ellos podemos encontrar mujeres que han llegado desde lejos para empujar a sus hijos a un mejor porvenir, padre, hermanos e hijos que buscan lo mismo, mejor calidad de vida. Quienes en ocasiones también les acompañan en su dura travesía. Estos trabajadores temporales no tienen hogar, y sus condiciones de trabajo están en el límite de la esclavitud.

Todos los que llegan a Estados Unidos, tienen en mente la utopía de conseguir un buen trabajo, una bonita casa grande y todas las comodidades que la publicidad y los estereotipos les hacen creer como mínimo fáciles, al llegar a territorio americano.

Los trabajadores golondrina, son esas cifras sin voz ni derechos, tampoco hogar estable que trabajan de sol a sol y de plantación en plantación, sacrificando muchas veces la dignidad para lograr que los suyos consigan las oportunidades que ellos no han tenido. Con salarios tan bajos que los estadounidenses ni siquiera consideran como una opción a la hora de conseguir empleo, con condiciones en el umbral de la pobreza, cuidados sanitarios nulos, y el peligro que conlleva trabajar durante horas y horas con productos tóxicos, en el trabajo considerado el segundo más peligroso de Estados Unidos, sólo detrás de la minería.

  • Los menores son también parte afectada, según ungift.org este trabajo es realizado hasta por niños de tan solo ocho años, que cumplen con jornadas de 10 horas en plantaciones de maíz, cerezas , tomates y naranjas con temperaturas de hasta 38 grados centígrados, codo con codo con sus padres. Esta práctica no se considera ilegal, pues existe una ley que permite (con el consentimiento de los padres) trabajar a estos menores sin siquiera recibir el salario mínimo. Y como consecuencia de estas condiciones abusivas, sólo en Estados Unidos un estimado de 300 niños mueren y 24,000 se lesionan cada año en el trabajo agrícola.
Fuente: Human Right Wacht
Niña de 12 años trabajando en una plantación de Michigan

  • Las condiciones de vida en algunos casos llegan a ser infrahumanas, con demandas a empresas que no proveen a sus trabajadores, después de trabajar jornadas de 12 horas, ni siquiera agua, o un lugar en condiciones para descansar, y que cuando lo hacen, estos lugares están infestados de plagas de insectos. Pero pese a esto las voces que se atreven a denunciar estas violaciones en los derechos de los trabajadores son muy pocas, y no por otra cosa que por el temor a las represalias que puedan recibir, que va desde la disminución de horas de trabajo hasta el despido.
Forbes.com.mx

Ejemplo de esto, como relata Rafael, trabajador agrícola por más de 20 años, “en una ocasión intenté pedirle a mi empleador que en lugar de pagarme en efectivo, me pagara en cheque, para yo poder informarlo a la Seguridad Social, a cambio de esto, el contratista nos despidió a mi compañero y a mí”

Los períodos de trabajo no son los mismos para todos, muchos lo hacen, pese al sacrificio, como una forma de ganar dinero en un corto período de tiempo, no sin mucho esfuerzo. Como es el caso de Enrique, que nos cuenta que después de esta experiencia en la que ha acompañado a su padre por el Estado de Maine en la cosecha del arándano, quiere ir a la escuela y estudiar ingeniería en sonido.


20minutos.com

Gracias a la concientización y al apoyo de organizaciones se está luchando por dar voz a estos trabajadores, para hacer cumplir sus derechos y por unas condiciones más estables. A continuación compartimos algunas organizaciones con las que pueden ponerse en contacto si están viviendo estas situaciones:

  • Maine.org que trabaja para ayudar a trabajadores que están siendo explotados en sus puestos de trabajo.
  • Ungift.org Organización creada para evitar el tráfico y explotación de personas.
  • Cdmigrante.org Esta organización con cede en México presta sus servicios para proteger los derechos de los trabajadores mejicanos que se desplazan a Estados Unidos para trabajar. 
Fuente: Matador Network

Comentarios

X