Durante la reunión del día de hoy, el consejo de Ministro tiene previsto aprobar un Real decreto Ley para incentivar el retorno de inmigrantes desempleados a sus países de orígenes.

El plan de retorno esta dirigido a los inmigrantes que proceden de los 19 países con los que España tiene convenios en el ámbito de Seguridad Social; el gobierno estima que serán beneficiados alrededor de 100.000 inmigrantes, especialmente aquellos provenientes de Ecuador, Colombia y Marruecos por ser más de la mitad de los extranjeros no comunitarios desempleados.

La medida es de carácter voluntario y permanente; el decreto autoriza abonar al inmigrante el dinero acumulado y anticipado de la prestación contributiva correspondiente al paro, a los trabajadores extranjeros no comunitarios que decidan retornar por voluntad propia. La prestación será percibida en dos veces: el 40% de la misma antes de regresar a su país, es decir en España y el resto al mes siguiente en su país de origen.

Para poder percibir esta prestación los inmigrantes tendrán que renunciar a sus permisos de trabajo y residencia, y comprometerse a no regresar durante los próximos tres años. Pero si el inmigrante espera cinco años para retornar a España y solicitar una nueva autorización de residencia y trabajo, el gobierno se compromete a darle prioridad en las contrataciones en origen y recuperar su condición administrativa que tenía antes de acogerse al plan de retorno voluntario.

La norma deberá ser revisada por el Consejo de Estado parar poder entrar en vigencia.

Comentarios