La Comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior del Parlamento Europeo aprobó el viernes pasado el acuerdo provisional presentado por el eurodiputado belga Gérard Deprez del Grupo de la Alianza de losDemócratas y Liberales por Europa (Alde).

El acuerdo involucra a los veintisiete países que componen la Unión Europea, los cuales deberán colaborar obligatoriamente con equipos de intervención rápida en fronteras, en un plazo de 15 días desde el momento en que uno de los países miembros alerte y pida ayuda a la Unión por encontrarse con el desembarco masivo de inmigrantes.

Hasta el momento eran los mismos países afectos quienes tenían que resolver las crisis migratorias.

El acuerdo se encuentra a la espera de ser aprobado en la sesión plenaria de la Eurocámara, y luego por el Consejo de Ministros Europeo. Una vez adoptado el reglamento posiblemente su puesta en práctica se dilatara hasta el 2008.

La gestión operativa estará a cargo de la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex), se calcula contar con unos 500 agentes disponibles para una rápida intervención y cada país deberá informar a la agencia con cuantos efectivos decide colaborar, la cualificación técnica y operativa de los agentes.

Desde el momento que un país de la Unión informe sobre una emergencia, Frontex evaluara si verdaderamente se trata de una crisis migratoriade de urgencia; y de ser así tendrá un plazo máximo de cinco días para responder al país en emergencia migratoria. Frontex realizara un plan de acción para comunicar a los demás socios de la Unión que cantidad de agentes y medios materiales deben aportar en esa situación. Los países colaboradores tendrán otros cinco días como máximo para dar respuesta a la petición; por eso se calcula que el proceso demorará unos 15 días.

Comentarios