El Consejo de Ministros aprobó ayer 16 de febrero un acuerdo para permitir la entrada y residencia de extranjeros con alta cualificación para desarrollar una actividad profesional donde concurran razones de interés económico, social o laboral o para realizar trabajos de investigación.

Afecta a los trabajadores extranjeros no comunitarios contratados por empleadores que requieran personal para ocupar puestos directivos o altamente cualificados; o empleadores con actividades con fuertes inversiones en España o que crearan nuevos puestos de trabajo.

También están incluidos:

  • Los profesionales con alta capacitación, como científicos o técnicos contratados por la Administración pública,
  • Los profesionales que vengan a realizar trabajos de investigación en instituciones privadas,
  • Los profesores extranjeros contratados por Universidades.

Se contempla el permiso de residencia sin autorización de trabajo para los familiares del trabajador, como cónyuge, hijos menores de dieciocho años, discapacitados y ascendientes del trabajador o cónyuge si están a su cargo.

Los artistas internacionales y su personal, también se beneficiarán del acuerdo.

Comentarios