Los inmigrantes de diferentes nacionalidades a bordo del «Marine I» siguen a la espera de una resolución para poder desembarcar; la cantidad de personas a bordo no son 200 como se dijo en un principio sino 400; se encuentran en buen estado de salud y están siendo atendidos por la Cruz Roja Española.

El 30 del pasado mes debido a una avería y luego de encontrarse a la deriva; el buque “Marine I” fue remolcado y anclado a quince millas del puerto más próximo al siniestro “el Nuadibú”, en Mauritania; llegando a su posición actual el domingo 4 febrero.

El Ministerio de Asuntos Exteriores se encuentra en conversaciones con las autoridades mauritanas, ACNUR – Naciones Unidas para los Refugiados , OIM – Organización Internacional para las Migraciones y el gobierno de Guinea Comnakry (país de salida del buque) para encontrar una rápida solución por la presencia de personas de diferentes nacionalidades; donde el mayor numero son asiáticos.

Comentarios