Trabajar Online

X

Internet: una herramienta que propone tanto salidas profesionales como la aventura

Trabajar online

Escribo este blog desde la terraza de mi habitación, viendo el panorama espectacular de las montañas que rodean el hotel. Sin lugar a duda, el paisaje es hermoso y el ambiente tranquilo, pero mis alrededores no son el único motivo por el cual estoy tan a gusto: también estoy agradecido porque esta experiencia no me está costando un ojo en la cara. La habitación me ha costado únicamente 5 euros, la cerveza en mi mano aproximadamente 40 céntimos, y… ¿la sonrisa tan acogedora de los filipinos? Pues eso parece no costarme nada.

Entonces, me estoy planteando quedarme aquí en este pueblo filipino para buscar trabajo… Claro, todo es tan barato en este pueblo porque los sueldos aquí suelen ser más bajos todavía. Y en cuanto a las salidas profesionales, sobretodo en un pueblo tan rural como éste, muchas veces también son muy limitadas o inexistentes. Sin embargo, antes de dar por perdida la idea de vivir y trabajar en este sitio tan idílico, recuerdo el jugador profesional de póker que conocí la semana pasada. Y luego me acuerdo también de la profesora, del diseñador grafico, de la traductora y del operador de acciones que he conocido en meses anteriores. Todos estos profesionales tienen una cosa en común: están trabajando fuera de Europa y lo están haciendo online. Hoy en día, la ubiquidad de internet en todo el mundo da nuevas salidas, en muchos y diferentes sectores, para los que quieren vivir en el extranjero y seguir ganando los dólares, euros o libras que les deja vivir de una manera más cómoda que en su país de origen.

¡Qué la playa se convierta en tu nueva ‘oficina’!

Con la instalación de fibras ópticas, y gracias a otros avances tecnológicos, el acceso de alta velocidad a Internet se he convertido en una realidad para más países durante los últimos años. Como consecuencia, si anteriormente estabas obligado a trabajar lo más cerca posible de tus clientes o de las oficinas de tu empresa, potencialmente puedes trabajar hoy en día desde el país del mundo que más te guste.

Cada día son más las empresas internacionales que están interesadas en subcontratar ciertas funciones a terceros, así reduciendo sus propios gastos, y esto da muchas oportunidades para los que quieren trabajar ‘desde casa’.

Los siguientes sitios web (Elance.com, oDesk.com, guru.com, project4hire.com, freelancer.com) son algunos de los que hoy en día ponen ofertas de trabajo a distancia, y muchas veces están buscando diseñadores de webs, los redactores de anuncios, editores, traductores o administradores, entre muchas otras funciones. Simplemente tener en cuenta que, si tus actividades online necesitan una conexión muy rápida al internet, por ejemplo para hablar muy a menudo en skype, algunos países siguen siendo más avanzados que otros, ¡a pesar de las mejorías!

Cómo convertirte en un emprendedor online

Si no quieres ofrecer tus servicios a una empresa, la alternativa sería establecer tu propia empresa y gestionarla online. La gran ventaja de montar una empresa online es que los costes iniciales suelen ser muy bajos, ya que no tienes que contar con los gastos de oficina. El sector en el cual montas tu empresa online lo decides tu, dependiendo de tus propios intereses, habilidades y experiencia profesional, pero las oportunidades son vastas: consultorías de marketing/gestión de empresas,
agencias de viajes, escuelas que dan clases particulares a distancia… son algunas de las empresas virtuales que más éxito han tenido durante los últimos años.

Piensa en tus propias habilidades, se creativo y busca tu hueco en el mercado, donde tus servicios online pueden ser más interesantes. Cabe destacar que el mero hecho de estar viviendo en el extranjero también puede convertirse en una gran ventaja, sobretodo si puedes ofrecer servicios especializados que se basan en tu conocimiento del mercado local (por ejemplo, montando una agencia que ofrece servicios a los hispanoparlantes que quieren viajar o trabajar en el país donde actualmente resides). No importa si tienes ideas más ambiciosas para montar una empresa, o simplemente quieres ganar un sueldo extra para financiar tu estancia en el extranjero, la web puede representar una herramienta muy útil.

Ser creativo, profesional y… ¡paciente!

A pesar de las posibilidades, es importante ser realista y tener en cuenta que los resultados de tu aventura online no van a ser inmediatos. Trabajando para un cliente que, en muchos casos, está al otro lado del mundo supone que hay que establecer primero una reputación de confianza, demostrando tu profesionalidad y seriedad, antes de poder contar con clientes regulares y un ingreso estable.

Si no quieres o no puedes tomar el riesgo de salir de tu país sin tener las garantías que te ofrecería un empleo presencial, quizás puedes establecer primero tu empresa online desde España (o tu país de residencia actual) y, una vez que tus actividades online alcancen una cierta sostenibilidad económica, elegir tú el momento más adecuado para salir fuera.

¡Tener en cuenta que en ciertos países asiáticos, entre otros, puedes vivir relativamente bien con tan poco 500 euros al mes!

Os dejo ahora para pedir otra cerveza. Con los 50 céntimos que me cuesta, ¡¿Me lo puedo permitir, no?!

Autor: Thomas Graham   

Enlaces relacionados con Trabajar Online:

Etiquetas: empleo, Emprendedores, online, trabajar, trabajar fuera de españa,

Comentarios

X